13 enero 2006

Desde la grada... Real Madrid 4 Athletic Club 0: Con cuatro a cuartos


Partido mucho mas fácil de lo previsto dado el rival que figuraba en los cárteles. Un Athletic con olor a segunda ha dado al equipo merengue todas las facilidades del mundo.
El encuentro comenzó con los primeros quince minutos donde el fútbol brilló por su ausencia. El equipo bilbaíno no dejaba recibir con facilidad a los jugadores blancos cortando el juego constantemente con faltas. Hasta el minuto veinte, donde Beckham efectuó una falta, no se vio ningún tiro a puerta. A partir de ese momento, el Real Madrid empezó a calentarse y empezaron a combinar de forma mas acertada. Se vio un Robinho tapándome la boca (seguro que leyó mi artículo) y enlazando bien con Baptista y Guti. En diez minutos, el Madrid tuvo una ocasión en el pie de Baptista y otra en la cabeza de Soldado. Y por fin, a la media hora, una grandísima pared entre Guti y Robinho, por el centro de la defensa vasca (que se abrió inexplicablemente) dejó al jugador brasileño en un mano a mano con Lafuente, hoy portero titular del Athletic. Robinho no falló y llegó el primero. Sin nada más que destacar, se llegó al descanso.
Malas noticias en el inicio de la segunda parte, cuando se llevaba jugados un par de minutos, se lesionó Salgado y tuvo que salir Cicinho. El Madrid comenzaba a dominar claramente y gracias a la banda derecha con Beckham y Cicinho, el equipo llevaba peligro constante al área visitante. Por fin, a mitad de la segunda parte, una falta colgada por Beckham desde el lado izquierdo se paseaba por el área chica vasca y Sergio Ramos remachaba el gol de la tranquilidad. Ya no hubo partido. Salió Zidane por Guti y dejó algunas perlitas de su calidad. También salió Iván Helguera por Gravesen que tenía tarjeta. Varias ocasiones más del equipo (Robinho falló una casi a puerta vacía) y por fin, Soldado hacía el tercero muy cerca del final a centro de Raúl Bravo. Ya en el descuento y tras luchar Beckham un balón insistentemente, Robinho clavó el cuarto a placer.
Del partido no deberíamos sacar muchas conclusiones porque no tuvimos rival. Diego López no tuvo ni un problema. Si que se vio un buen Robinho, el mejor del partido. Se atrevió mas veces, se fue mas veces por calidad, controló mejor y hasta pasó mejor de primeras. También se pudo ver un mejor Baptista y un muy buen delantero centro como Soldado. Cicinho creó peligro arriba y no tuvo aprietos atrás. Pena que al final no saliera Jurado, tenía ganas de verle.
En fin, partido muy cómodo y esperamos en menos de doce horas rival para los cuartos.
Saludos

Fotografía de http://www.realmadrid.com


2 Comentarios

Blogger Javier Trinidad Dijo

Amigo Pablo, comparto tu opinión de que no hay que lanzar las campanas al vuelo. El Bilbao tiene lo que tiene en la Liga y no ha ido a por la Copa. El torneo de verdad empieza hoy, con el sorteo de cuartos. Un Barça-Madrid? No estaría mal..

viernes, enero 13, 2006 8:59:00 a. m.  
Blogger Pablo J. Rivera Dijo

Yo lo digo ahora que quedan dos horas para el sorteo, yo quiero al Barça.

viernes, enero 13, 2006 9:42:00 a. m.  

Publicar un comentario

Links del post

Crear un enlace

<< Home